Interpretación Constitucional 

 

 

  • Generales

    • Año de edición: 2020
    • Autores: Domingo Rafael Vásquez Correa, Hermógenes Acosta de los Santos y Domingo Gil
    • Páginas: 188
    • Formato: PDF
    • Idioma: español

    Esta obra está disponible en formato digital y de manera gratuita, para jueces, servidores judiciales y la comunidad jurídica en general. Su puesta en circulación surge en el marco de la celebración del vigésimo segundo aniversario de la Escuela Nacional de la Judicatura, y del cumplimiento del primer centenario de la creación del Tribunal Constitucional de Austria, considerado el tribunal constitucional más antiguo, referente del modelo de jurisdicción constitucional concentrada implementado a partir de 1920, de inspiración kelseniana.

  • Contenido

    • Presentación
    • Prólogo
    • Primera parte: Los principios de la interpretación constitucional
    • Segunda parte: Los métodos de la interpretación jurídica y la interpretación constitucional
    • Tercera parte: Límites de la interpretación constitucional
  • Síntesis

    Varias son las acepciones que se dan del concepto de principio, pero en esta investigación retendremos aquellas que interesan de modo directo al tema que tratamos en ella. En primer lugar, se define como principio, a la razón fundamental sobre la cual se procede discurriendo en cualquier materia; también se define como las primeras proposiciones o verdades fundamentales, en las que se funda el estudio de las ciencias.

    El tema de los métodos de interpretación jurídica está asociado al gran jurista alemán Friedrich Karl von Savigny (1779-1861). Este autor ideó y estructuró cuatro métodos: el lingüístico, el lógico, el histórico y el sistemático. La importancia de este aporte doctrinal lo evidencia el hecho de que casi dos siglos después los referidos métodos constituyen una herramienta de trabajo imprescindible para el juez y todos los que realizan actividades relacionadas con la interpretación del derecho.

    La Constitución no solo es -como premisa indiscutible de toda disquisición jurídica- la ley fundamental que gobierna todo el ordenamiento jurídico interno. Ella es, además, de manera principal, el estatuto político-jurídico sobre el que se funda el Estado, constituyendo, por tanto, la manifestación de la voluntad general o de importantes segmentos de la población (mayoritaria o no). Esta voluntad, por consiguiente, no puede ser desvirtuada por operadores jurídicos encargados de interpretarla para su aplicación.