Prescripción (Materia Laboral)

De EnjWiki


Ver También: Prescripción Adquisitiva, Casa Facilitada al Trabajador

Tabla de contenidos

Jurisprudencia

De Interés Privado

La prescripción no es de orden público en materia laboral. No puede invocarse por vez primera en casación.[1] [2] [3] [4] [5] [6]

La prescripción puede invocarse por vez primera en apelación, pero no en casación.[7]

Los Jueces no pueden suplir de oficio el medio de inadmisión que resulta de la prescripción.[8] [9]

La Corte rechazó la prescripción invocada por la empresa por sentencia del año 1997, que luego fue casada con envío al aceptarse un recurso del empleado; apoderada la Corte de envío en el año 1999, fue correcta su decisión de rechazar la prescripción propuesta de nuevo por la empresa, pues respecto a ésta la sentencia del año 1997 adquirió la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada.[10]

Efecto de la Suspensión del Trabajo

El trabajo fue suspendido, pero después no se le notificó al trabajador la reanudación de las labores. El primer informe regular que obtuvo fue el de la terminación de la obra para la cual había sido contratado. La prescripción de la acción del trabajador en cobro de salarios estuvo suspendida hasta que recibió el informe de terminación, porque hasta esa fecha él podía considerarse razonablemente como en estado de suspensión. Pero no puede condenarse a la empresa a pagar salarios que en total ascienden a más de 3 meses.[11] [12]

Iniciación

La acción por diferencia de salario dejado de pagar prescribe a los 3 meses. Ese término comienza a correr “después que la acción puede ser ejercida” (Artículo 661 Código Trabajo), es decir, cada vez que se cumple una mensualidad.[13]

El elemento determinante para acoger un pedimento de prescripción es el tiempo transcurrido entre la fecha del despido y la fecha del escrito introductivo de la demanda. El Juez debe ordenar una medida de instrucción para determinar la fecha del despido, punto de partida de la prescripción.[14] [15] [16]

Al declarar prescrita la acción en pago de prestaciones laborales, la Corte no podía hacer consideraciones sobre el fondo.[17]

La Corte a qua, al declarar prescrita la acción en reclamación de los derechos del artículo 95 del Código de Trabajo, no tenía que declarar prescrita la reclamación de pago de las bonificaciones, en virtud de que los puntos de partida de los plazos de prescripción en ambos casos eran distintos, pues el primero se inició en le momento de la terminación del contrato y el segundo a partir del plazo de 120 días después del cierre del ejercicio económico.[18]

El despido queda concretizado en el momento en que llega al conocimiento del trabajador y es a partir de ahí que se inicia el plazo para accionar en justicia. Al momento del despido el trabajador estaba preso y no recibió la información del despido sino cuando se dictó el auto de no ha lugar que lo dejó en libertad y asistió a la empresa. Debe precisarse esa fecha para determinar si la acción estaba o no prescrita.[19]

Bajo el régimen de los Artículos 659 y 660 del antiguo Código Trabajo, el plazo hábil para el trabajador reclamar pago de prestaciones comienza desde la fecha que se le comunica el despido.[20]

De acuerdo al Artículo 704 del Código Trabajo, el plazo de prescripción comienza un día después de la terminación del contrato.[21]

La limitación establecida en el señalado Artículo 704 sobre el reclamo de derechos nacidos con anterioridad al año de haber terminado el contrato, se refiere a derechos de la ejecución del contrato, tales como salarios ordinarios, horas extras y similares.[22]

El plazo de prescripción para reclamar auxilio de cesantía comienza un día después de la terminación del contrato; este derecho nace con esta terminación, por lo que es distinto a los derechos previstos en el Artículo 704 del Código Trabajo.[23]

El pago de los salarios puede constituir una falta continua que hace que el plazo de prescripción inicie en cualquier momento, pero para ello es necesario que la ausencia de pago se mantenga.[24]

Por otra parte, los trabajadores no estaban obligados a esperar la decisión de las autoridades de trabajo sobre la procedencia de la suspensión de sus contratos y sus sucesivas prórrogas para iniciar su acción dentro del plazo legal de prescripción.[25]

El contrato finalizó por desahucio el día 22 de octubre del 1997, y el plazo de 10 días para el pago de indemnizaciones terminó el 1º de noviembre del 1997, a partir del cual corren los dos meses para el trabajador iniciar cualquier acción.[26]

El recurrente debió iniciar su reclamo dentro del plazo de dos meses a que se refieren los Artículos 702 y 704 del Código Trabajo, pues ninguna prueba se aportó sobre un reconocimiento de deuda por parte del patrono.[27]

Interrupción

Las diligencias extrajudiciales hechas ante el patrono o las autoridades administrativas no interrumpen la prescripción.[28]

Las cuestiones de prescripción no son regidas por el Artículo 63 de la Ley sobre el Código Trabajo, sino por los Artículos 658 al 662 del Código Trabajo En vista del acortamiento de los plazos producida por la Ley No. 5183 de 1959, se hace preciso admitir que la tentativa de conciliación debe tener un efecto interruptivo de la prescripción y no meramente suspensivo, como fue sostenido antes de dicha ley.[29]

La querella ante el Departamento de Trabajo interrumpe la prescripción. Esta comienza a correr de nuevo a partir de la solución final que ese Departamento le da al asunto, o sea, con el levantamiento del acta de no acuerdo o no comparecencia.[30]

La expedición de un cheque, mediante el cual el patrono pagó una parte de las prestaciones del trabajador desahuciado, no interrumpe la prescripción de la acción de éste. Para que comience a correr el plazo prescriptivo de 20 años (Artículo 2274 Código Civil) es necesario que el deudor reconozca expresamente por escrito con fijación de suma la deuda no pagada.[31]

Habiendo interpuesto la querella el día primero de octubre, no estaba prescrita la demanda de pago de salario para el mes de julio, aun cuando la acción se haya entablado el día 28 de octubre.[32]

Una vez obtenida el acta de no acuerdo, última actuación interruptiva de la prescripción, no puede el trabajador demorar su demanda más de 2 meses (Artículo 659 Código Trabajo).[33] [34]

En materia laboral, además de la demanda en justicia, interrumpe la prescripción la querella interpuesta por ante el Departamento de Trabajo. En caso de no acuerdo o no comparecencia, el plazo de la prescripción comienza a correr a partir de la fecha del acta de no acuerdo o no comparecencia. La intervención de la Dirección General de Mediación y Arbitraje de la Secretaría de Trabajo no interrumpe la prescripción.[35]

El levantamiento de un acta de no comparecencia o de un acta de no conciliación hace cesar los efectos de la interrupción, iniciándose a partir de ese momento el plazo para iniciar la acción en justicia. Cuando se levanta una segunda acta de no comparecencia para corregir un error en el nombre del patrono que aparecía en la primera, el plazo de prescripción se cuenta a partir de la primera acta.[36]

La querella se presentó el 23 de marzo sin que se citara al patrono. El 11 de agosto se reiteró la querella y se levantó el acta de no conciliación con la comparecencia de la querellada. El 18 de agosto se lanzó la demanda introductiva. Durante el tiempo que el asunto estaba pendiente del acta de acuerdo o desacuerdo en la fase de conciliación, el plazo de la prescripción estaba interrumpido y la acción es admisible.[37]

El Artículo 2246 del Código Civil sólo es aplicable cuando la citación por ante un tribunal incompetente se realiza antes del vencimiento del plazo de la prescripción de la materia que corresponda (en este caso la laboral, tratándose de una demanda en daños y perjuicios de un trabajador contra su patrono, que prescribía a los 3 meses según el Artículo 660 del Código Trabajo de 1951), pues una vez cumplido este plazo no es posible lograr la interrupción del mismo.[38]

Plazo

El plazo de dos meses para la demanda en pago de prestaciones por despido o dimisión (Artículo 702 Código Trabajo) se calcula de fecha en fecha, sea cual sea el número de días de que se componen los meses. Si la terminación del contrato de trabajo se produjo el 28 de diciembre de 1995, el plazo comienza a correr al día siguiente y, siendo bisiesto el año de 1996, termina el 29 de febrero de ese año, fecha en que fue lanzada la demanda. Carece de trascendencia el motivo erróneo del tribunal a quo de que para ese plazo no cuentan los días feriados y no laborables.[39]

Para determinar si una demanda en pago de prestaciones ha sido ejercida dentro del plazo de la prescripción, al Tribunal le basta determinar la fecha de la ocurrencia de la terminación del contrato de trabajo y la del depósito del escrito en la secretaría del Tribunal que, según el Artículo 508 del Código Trabajo, introduce la demanda original.[40] [41]

Reconocimiento

Cuando el importe adeudado por concepto de salario consta en un documento que expresa el total adeudado, escapa a la prescripción corta del Código Trabajo.[42]

Para que el reconocimiento de una deuda produzca la novación de la corta prescripción laboral y ésta se reemplace con la larga prescripción civil, se requiere que el reconocimiento emane de un documento firmado por el deudor (la empresa).[43]

Doctrina

  • No Encontrada

Referencia

  1. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 722. Año 233º
  2. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 726. Año 1581º
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 753. Año 2255º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 820. Año 383º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 870. Año 1207º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 521º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 822. Año 786º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 896. Año 1732º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1052. Año 581º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 156º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 759. Año 503º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 808. Año 571º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 775. Año 1052º
  14. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1041. Año 68º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1042. Año 167º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1042. Año 183º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1043. Año 255º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1044. Año 225º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1045. Año 568º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 800º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1061. Año 897º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1062. Año 952º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1062. Año 952º
  24. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 888º
  25. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1064. Año 889º
  26. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 674º
  27. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 681º
  28. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 723. Año 362º
  29. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 735. Año 253º
  30. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 764. Año 2095º
  31. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 808. Año 493º
  32. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 858. Año 729º
  33. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 772. Año 466º
  34. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 872. Año 1738º
  35. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 991. Año 545º
  36. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 509º
  37. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1048. Año 526º
  38. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1051. Año 426º
  39. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1050. Año 409º
  40. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1056. Año 527º
  41. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 803º
  42. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 898. Año 2317º
  43. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 705º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p


--Escuela Nacional de la Judicatura/Aneudy B. Leyba 12:49 1 sep 2009 (MST)


Herramientas personales
Crear un libro
Herramientas