Discurso Presidente Suprema Corte de Justicia Magistrado Jorge A. Subero Isa

Discurso Presidente Suprema Corte de Justicia
Magistrado Jorge A. Subero Isa
Graduación Escuela Nacional de la Judicatura 2009
Martes 11 de agosto.

Buenas Noches:

Como cada año para mí resulta una experiencia gratificante estar aquí esta noche no sólo porque ingresaremos a la Carrera Judicial a 38 Jueces de Paz y 46 defensores público sino porque alrededor de 300 jueces han concluido los cursos de formación continua ofertados por la Escuela Nacional de la Judicatura, lo cual habla muy bien de ellos como profesionales interesados en seguir aplicando una administración de justicia acorde a los nuevos tiempos.

Sólo cuando vemos en su conjunto la historia reciente, podemos tener una idea de los cambios y avances que ha experimentado la nación dominicana en el último decenio, aunque a veces tengamos la impresión de que nos movemos muy lentamente hacia el desarrollo socioeconómico y político.

El período que abarca de 1997 a 2007 puede considerarse el decenio de las grandes reformas estructurales, políticas, económicas y sociales en República Dominicana, entre las cuales se destacan la Reforma del Poder Judicial, la Reforma del Sistema Electoral, la Reforma del Sistema de Seguridad Social, la Reforma Laboral y las nuevas leyes reformadoras de los sistemas de Salud Pública y Educación.

En sentido general, es evidente que un espíritu de reforma y modernización del Estado impregnó a la sociedad dominicana durante el mencionado decenio, período también en que nuevos actores políticos relevaron a los grandes líderes nacionales de la segunda mitad del siglo pasado.

Muchas de estas reformas han avanzado con cierta celeridad, momentánea o coyuntural; otras, con reveses, pausas, estancamientos, interrupciones e involuciones. La Reforma del Poder Judicial, en cambio, se ha destacado por su avance sostenido e ininterrumpido, como resultado del convencimiento consensuado de la necesidad imprescindible de consolidar un sistema de justicia independiente, que garantice el respeto y cumplimiento de los derechos y deberes ciudadanos, como base del Estado de Derecho y del sistema democrático.

Hoy, la independencia de la justicia dominicana es un hecho reconocido y apreciado por la colectividad nacional, como rasgo distintivo e indicador más trascendente de la Reforma del Poder Judicial.

A 12 años de haber empezado lo que hemos llamado La Primera Ola de la Reforma del Poder Judicial y a 11 de la creación de la Escuela Nacional de la Judicatura, nos complace reconocer públicamente que la transformación de la justicia dominicana y el fortalecimiento del Poder Judicial no habrían sido posibles sin la labor extraordinaria de este centro de educación superior especializado en la formación integral de los jueces, los defensores públicos, los investigadores judiciales, los trabajadores sociales y los servidores del Poder Judicial Dominicano.

La Escuela ha jugado un rol de excepción en la formación multidisciplinaria que requiere la compleja labor de impartir y administrar la justicia. Su labor de excelencia formativa se reconoce en la capacidad técnica y en la reciedumbre ética de sus egresados, así como en la eficiencia administrativa y en el comportamiento ejemplar de sus diplomados.

El reconocimiento de la Escuela Nacional de la Judicatura trasciende la comunidad jurídica dominicana, toda vez que nuestra escuela es considerada internacionalmente como un referente a seguir, por la calidad docente de sus programas; por la incorporación de las nuevas tecnologías a su modelo educativo, y por la capacidad de reinventarse para introducir innovaciones cada vez que sus directivos, facilitadores o participantes detectan una necesidad o una oportunidad que permita enriquecer a la justicia dominicana y el sector judicial como un todo.

Como expresión de ese liderazgo internacional, la Escuela Nacional de la Judicatura ha detentado en dos ocasiones la Secretaría de la Red Iberoamericana de Escuelas Judiciales, el más alto cargo de una red de concertación y colaboración formada por más de 25 centros superiores de capacitación judicial.
 
Adicionalmente, nuestros facilitadores ya han empezado a ser requeridos para impartir docencia en espacios académicos latinoamericanos y el modelo de formación presencial y virtual de la Escuela Nacional de la Judicatura figura como una de las mejores prácticas en la comunidad académica y jurídica nacional e internacional.

Por estos y otros logros que a lo largo de estos once anos han realizados, nos produce una gran satisfacción felicitar a su director Luis Henry Molina , a su subdirectora Gervasia Valenzuela Sosa, a todo su equipo de gestión y cuerpo docente. En nombre del Consejo Directivo de la Escuela Nacional de la Judicatura y de la Suprema Corte de Justicia, reciban nuestros más elevados reconocimiento y gratitud.

Buenas Noches.

Dr. Jorge A. Subero Isa
Presidente de la Suprema Corte de Justicia 
y del Consejo Directivo de la Escuela Nacional de la Judicatura.

Código QR, Escanear
Calle César Nicolás Penson #59, Gazcue, Santo Domingo, D.N., República Dominicana. 
Tel. (809) 686-0672 | Fax. (809) 686-1101 | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. © 2013 by Infoservices SRL
Contáctenos FAQ Mapa del Sitio
Portal ENJ - Portal de la Escuela Nacional de la Judicatura para toda la comunidad jurídica nacional e internacional.