Henry Molina: Reclama una segunda reforma judicial


 “El ciudadano no puede entender cómo puede hacer transacciones millonarias, sacar dinero con una simple tarjeta y no obtener una sentencia en un tiempo razonable”, dijo Molina.

El Director de la ENJ agregó que los nuevos cambios no solamente deben cualificar el recurso humano que va a impartir justicia, sino a toda la estructura y su sistema de funcionamiento, poniendo las tecnologías de la información y la comunicación al servicio del personal que administra justicia.  No obstante,  reiteró que no basta con cambios en la forma sino que son necesarios cambios sustantivos, en los conceptos y en los valores que norman el accionar del personal de la justicia.

A juicio de Henry Molina, aunque en la reforma constitucional propuesta por el Presidente Leonel Fernández la Escuela de la Judicatura sale fortalecida porque la eleva a rango constitucional, el proyecto que se debate en el Congreso Nacional, en el fondo, persigue destruir el Poder Judicial.

En específico se refiere a la propuesta de crear una Sala Constitucional,  un Tribunal y un Consejo administrativos al interior del Poder Judicial. En este último caso “tan numerario que hace incapaz la solución ejecutiva de las situaciones”, creando con ello la manzana de la discordia para romper lo que hasta ahora necesitaba simplemente ser reestructurado.

“Yo creo en los cambios, creo en las transformaciones, pero en las transformaciones profundas no en las superficiales. No en las que tienen que ver simple y llanamente con las cuotas de poder”, expresó Molina para mostrar su desacuerdo con la decisión del Pleno de la Suprema Corte de Justicia de plantear la creación de una Sala Constitucional.

El jurista opina que con esta decisión, la Suprema Corte envió el mensaje de que no creía en su propio sistema, y dio pie a que el Poder Ejecutivo planteara la reforma en los términos de crear un Tribunal Constitucional, “eso es lo que hace todo ejecutivo que se da cuenta que un Poder Judicial con capacidad para decidir los asuntos constitucionales, tiene mucho poder”.

Para el Director de la ENJ, que la Suprema Corte de Justicia tenga el control de constitucionalidad directo es muy importante porque brinda mayor seguridad jurídica a los ciudadanos y las ciudadanas.

Reconoció sin embargo que genera muchas críticas el hecho de que la Suprema Corte de Justicia no haya podido resolver más de cien casos de control directo de constitucionalidad, pero a su juicio, para solucionar esa deficiencia debió crearse una ley de procedimiento constitucional, que constriñera a la Suprema Corte de Justicia a tomar las decisiones en un tiempo razonable.

Esta hubiera sido una solución por reglamento y no con una propuesta “que va en contra de la independencia del Poder Judicial, pues una sala con la conformación y estructuración planteadas, le va hacer mucho daño al sistema  de justicia y al proceso”. Molina defendió el dominicano como el mejor sistema judicial de los dos mundos. “Este es el mejor sistema para un país como este. Tener un sistema concentrado donde se agrupe a todas las salas que conforman la Suprema Corte de Justicia, es una garantía para el ciudadano, pero esa garantía genera poder y cuando no se ejerce la política responsablemente ese poder es un atentado contra los que ostentan el poder”, concluyó.

Código QR, Escanear
Calle César Nicolás Penson #59, Gazcue, Santo Domingo, D.N., República Dominicana. 
Tel. (809) 686-0672 | Fax. (809) 686-1101 | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. © 2013 by Infoservices SRL
Contáctenos FAQ Mapa del Sitio
Portal ENJ - Portal de la Escuela Nacional de la Judicatura para toda la comunidad jurídica nacional e internacional.